Soy Venezolano – María Francia Caicedo Perera

• En esta nueva edición de Soy Venezolano nos cuenta cómo surge su emprendimiento basado en producciones Gráficas, Digitales y artísticas con accesorios personalizados

Por: Haryanna Lagonell Briceño | EL VENEZOLANO COLOMBIA

María Francia Caicedo Perera, de 55 años, es caraqueña licenciada en Relaciones Industriales, tiene tres años y nueve meses en Medellín, en esta nueva edición de Soy Venezolano nos cuenta cómo surge su emprendimiento basado en producciones Gráficas, Digitales y artísticas con accesorios personalizados.

¿Qué profesión tienes?

Soy licenciada en Relaciones Industriales Universidad Católica Andrés Bello, trabajé por espacio de 30 años en empresas como Coordinadora y Gerente de Capital Humano, junto a mi esposo él es artista plástico y realizaba en Venezuela obras en óleo y acrílico, esculturas y diseñaba otras piezas.

¿Porque decidió salir de Venezuela?

Te confieso en esta entrevista, que fui víctima de un intento de secuestro para robarme el auto en el 2017, fue una terrible experiencia por la gran inseguridad del país para entonces, migré junto a mi esposo a Colombia.

¿Porque Colombia, y por qué la ciudad de Medellín?

Decidimos partir de nuestra tierra a Colombia por la cercanía con Venezuela, países hermanos y culturas similares, y Medellín por tener metro y ser considerada una ciudad perfecta para el emprendimiento, sinceramente con el temor propio de lo desconocido, pero con la cabeza llena de sueños pero con muchísima incertidumbre, nunca imaginamos que sería de nuestra vida en Medellín para luego comprobar que llegábamos a una tierra mágica con gente maravillosa y con los sueños de emprender un negocio.

¿Qué actividades estás realizando en este país actualmente?

Con nuestros únicos ahorros arrancamos con Producciones Gráficas creando nuestros tres productos que son La Cajita de Dios que es una cajita de sentimientos, Un relato corto (cuento) El Laberinto Dibujado y El Juego Conquistadores de Planetas (Juego de Mesa) caminábamos por horas todo el día visitando diferentes sitios donde ofrecerlos y ciertamente fue muy difícil al principio lograr venderlos para cubrir nuestros compromisos económicos; nos agotaba el cansancio y la ilusión que nos acompañaba al partir de nuestra tierra y empezó a bajar ya que por el estrés de no conocer las ubicaciones, las limitaciones de trasladarnos por la parte económica, por dejarlos a consignación y la gente vendía el producto y no nos pagaba, se fue apagando esa gran ilusión y muchas veces la impotencia y la tristeza me embargaba, pero en el fondo de mi corazón seguía confiando.

María y de tanta persistencia… ¿Cómo pudieron salir adelante?

Realmente fue muy duro ver como con la confianza que teníamos en nuestros productos tuvimos que dejarlos un poco rezagados por todo lo explicado y más, haciendo miles de cosas para sobrevivir desde el punto de vista económico y cubrir nuestras deudas y compromisos, mi esposo hacía trabajos sencillos de diseño, revendíamos diferentes productos pero no era nuestro norte fue un cambio drástico de dirección y la tristeza nos embargó muchísimas veces la verdad, pero ese espíritu guerrero que nos distingue a los venezolanos nos impulsó y como se pudiera nos inyectamos la fuerza que a veces  perdíamos.

Continuamos hoy día todavía en este proceso de crecimiento extraordinario y estamos supremamente comprometidos, ilusionados, sabemos que vamos en camino a nuestra meta, no solo en el plano económico sino también con lo más importante esa fe para continuar, creer en nuestros sueños y continuar creciendo, seguimos y no nos detendremos en nuestro crecimiento y lo más importante este proceso comercial y del ser nos guía desde el espíritu y desde el conocimiento para sentirnos más plenos, más seguros, más empoderados y muchísimo más feliz.

Cuéntanos un poco más del emprendimiento que manejan…

Nuestros productos son elaborados en formato gráfico y digital poco convencionales (cajitas) y cada uno tiene una razón de ser, la cajita de Dios se creó con la intención de preservar los valores morales y éticos, así como atraer lo mejor para tu vida ya que con el paso de los años la sociedad ha cambiado tanto que se ha olvidado o alejado del amor, la familia, la gratitud, la generosidad, la espiritualidad y el éxito compartido y eso es lo que intentamos que se rescate y mantenga.

El Laberinto Dibujado es un cuento corto que transmite un importante mensaje de vida y tiene que ver con el tiempo, la vida y los obstáculos, todo ellos nos hace entender que no hay otra vida que es esta y no debemos desaprovecharla y por último el Juego Conquistadores de Planetas que es un juego didáctico y de entretenimiento que nos permite jugando conocer del espacio, de los exo-planetas a través de unas barajitas que nos enseñan sobre los planetas habitables, gaseosos y volcánicos, con respecto a sus características planetarias, su ubicación en el espacio, y al jugar te encontrarás con divertidas penitencias y conocimientos, el jugador que más tríos reúna es el ganador de la partida.

¿Porque decidiste emprender en este rubro?

Principalmente por mi esposo, toda su vida se ha dedicado a este tipo de creatividad, realizamos producciones gráficas, digitales y artísticas, también accesorios personalizados, emprendimos en esta área por la experiencia artística y creatividad, así como el manejo del vestir y la belleza en todas sus expresiones. Adicional nos gustaría incursionar nuestras cajitas y entrar al planetario, ya que es arduo el camino de darse a conocer por múltiples factores.

Finalmente, María… nos puedes decir donde podemos comunicarnos para ver estos innovadores productos:

Nos pueden seguir en Instagram como @rgartevisualco y @franbriela o a través del correo: mariafranciac@gmail.com o número de contacto: 319.7675213.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba