Expertos urgen a Estados Unidos a eliminar las sanciones unilaterales que discriminan a científicos

◉ Esas penalizaciones perjudican la investigación científica y amenazan la libertad de cátedra, aseveran cuatro relatores especiales, argumentando que transgreden las leyes internacionales, el principio de no discriminación y el derecho de toda persona a disfrutar de los beneficios del progreso científico

EL VENEZOLANO COLOMBIA

Estados Unidos debe retirar las sanciones unilaterales que acarrean discriminación contra los académicos de los países afectados, apuntó este jueves un grupo de expertos independientes* nombrados por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

La investigación científica y la libertad académica se encuentran amenazadas, advirtieron al referirse a los informes de que las investigaciones presentadas por académicos de países sancionados se descalifican y se les niega su publicación.

“Estamos muy preocupados por el creciente impacto negativo de los regímenes de sanciones en la investigación académica y científica, así como en las iniciativas de cooperación académica internacional, que perjudican la participación de académicos de los países sancionados”, dijeron los expertos en una declaración conjunta.

Los relatores instaron a las editoriales y juntas de revistas científicas a evitar “un apego excesivo” a los regímenes de sanciones por temor a posibles daños a la reputación, el negocio u otras implicaciones.

Cláusulas de sanción

Los expertos también manifestaron gran preocupación por el alcance de las sanciones unilaterales a las diversas áreas de la investigación científica y académica, así como a las publicaciones.

Informaron que cuentan con denuncias sobre impedimentos a la libertad académica derivados de sanciones, incluyendo restricciones a los procedimientos de revisión y divulgación de investigaciones realizadas y enviadas a publicaciones internacionales.

Los relatores rechazaron la existencia de las “cláusulas de sanción” contenidas en las políticas y guías de investigación y ética editorial de algunas casas editoriales.

“Estas cláusulas alientan a los editores de revistas científicas a tratar las presentaciones de países sancionados con ‘precaución’. La práctica presume la legitimidad de medidas coercitivas unilaterales que no corresponden a numerosas resoluciones relevantes del Consejo de Derechos Humanos”, enfatizaron.Un científico trabaja en un laboratorio de investigación.IAEA/Dean CalmaUn científico trabaja en un laboratorio de investigación.

Criterios vagos

Además, -señalaron- esas prácticas son incompatibles con las normas y estándares internacionales de derechos humanos, incluido el principio fundamental de no discriminación y el derecho de toda persona a disfrutar de los beneficios del progreso científico.

Los expertos se refirieron a la Guía sobre ciertas actividades editoriales de 2016 de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, como una “interpretación vaga y compleja de los criterios para las actividades editoriales ‘autorizadas’ ”.

Explicaron que esto ha llevado a algunas editoriales, editores y revisores a cumplir en exceso y rechazar de cuajo las presentaciones de los países sancionados, a menudo sin una revisión preliminar, por temor a las repercusiones, que incluyen la responsabilidad personal.

“La investigación científica y académica y la difusión de sus resultados no deben estar condicionadas por decisiones que no sean las basadas enteramente en consideraciones científicas y académicas. No deben depender de decisiones políticas y ni de la aplicación de regímenes de sanciones contra los países y sus ciudadanos”, insistieron los relatores.

En este sentido, llamaron a las asociaciones académicas, editoriales y consejos editoriales a tomar las medidas necesarias para eliminar el apego excesivo a los regímenes de sanciones.

La cooperación y el intercambio académicos son una parte inalienable del proceso de obtención de nuevos conocimientos en nombre de la comunidad mundial, recordaron los expertos.

Sin respuesta

“Instamos al gobierno de Estados Unidos a que retire las sanciones unilaterales, que discriminan a los profesionales y académicos de países bajo sanciones”, reiteraron.

Los expertos han expresado sus preocupaciones al gobierno estadounidense y a varias editoriales en busca de aclaraciones. Hasta ahora no han recibido respuesta.

Los expertos firmantes de la declaración son Alena Douhan, relatora especial sobre el impacto negativo de las medidas coercitivas unilaterales en el disfrute de los derechos humanos; Obiora C. Okafor, experto independiente sobre derechos humanos y solidaridad internacional; Alexandra Xanthaki, relatora especial en el campo de los derechos culturales; y Saad Alfarargi, relator especial sobre el derecho al desarrollo.Los relatores especiales forman parte de los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Los Procedimientos Especiales, el mayor órgano de expertos independientes en el sistema de la ONU para los Derechos Humanos, es el nombre general de los mecanismos independientes de investigación y monitoreo establecidos por el Consejo para hacer frente a situaciones concretas en países o a cuestiones temáticas en todo el mundo. Los expertos de los Procedimientos Especiales trabajan de manera voluntaria; no son personal de la ONU y no perciben un salario por su trabajo. Son independientes de cualquier gobierno u organización y actúan a título individual.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba