¿El alcohol es considerado una droga? Explicando su adicción y su efecto en tu cuerpo

◉ El alcohol es socialmente aceptable e incluso alentado en la sociedad

EL VENEZOLANO COLOMBIA

El alcohol es una parte importante de la cultura y la sociedad. El champán se asocia con celebraciones y se combina con bodas, graduaciones y cumpleaños. El vino se regala y se abre después de un largo día para relajarse. El consumo excesivo de alcohol se practica en entornos universitarios, así como en bares y clubes de todo el mundo, a pesar de los riesgos bien documentados. 

El alcohol es socialmente aceptable e incluso alentado en la sociedad. En 2020, la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias descubrió que más de la mitad de los estadounidenses mayores de 12 años consumieron alcohol en el último mes. 

¿El alcohol es una droga?

Sí, el alcohol es una droga. Está clasificado como un depresor, lo que significa que el alcohol ralentiza el cerebro y las funciones corporales a medida que se consume.

Según Addiction Center, algunos de los efectos de los depresores son retraso en el tiempo de reacción, mala coordinación, dificultad para hablar, inhibiciones disminuidas, deterioro cognitivo y percepción o juicio distorsionados.

También tiene algunos efectos estimulantes, dice Addiction Center, especialmente si se consume en pequeñas cantidades. Los estimulantes se definen como drogas que producen una gran cantidad de dopamina y pueden tener efectos como euforia, locuacidad, energía, dificultad para dormir y aumento del pulso y la presión arterial. 

¿El alcohol es adictivo?

El alcohol es una sustancia adictiva. Según una encuesta realizada por SAMHSA, más del 40 % de los consumidores de alcohol en los Estados Unidos se clasifican como bebedores compulsivos y el 28 % se clasifican como bebedores empedernidos. En 2019, más de 14 millones de personas de 12 años o más tenían un trastorno por consumo de alcohol.

¿Por qué el alcohol es adictivo?

El alcohol es adictivo debido a su efecto sobre el cerebro: euforia, reducción de la ansiedad y reducción de la inhibición. Ya sea que las personas beban para hacer frente al estrés o durante situaciones sociales, el hábito puede convertirse en adicción. Según los Institutos Nacionales de Salud, el cuerpo se vuelve adicto al alcohol en una de tres etapas: atracones e intoxicación, afecto negativo y abstinencia o preocupación. 

Durante la etapa de atracón e intoxicación, los efectos gratificantes junto con la activación repetida de los ganglios basales, que ayudan a formar hábitos y comportamientos rutinarios, pueden desencadenar una necesidad repetida de beber en entornos con alcohol o que recuerdan al alcohol. 

Los síntomas de abstinencia, como dolor, insomnio, ansiedad o irritabilidad, ocurren cuando una persona adicta deja de beber. De acuerdo con los NIH, esta etapa es cuando alguien deja de beber para sentir el «subidón» del alcohol, bebiendo más bien para escapar del «bajo» de la abstinencia.

La etapa de preocupación se refiere a cuando una persona se preocupa por consumir alcohol a continuación. En esta etapa, la corteza prefrontal está comprometida. 

◉ Traducción realizada por EVC de Is alcohol considered a drug? Explaining its addictiveness and its effect on your body.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba