Los desplazamientos de población alcanzan un récord en América Latina

◉ Una de cada cinco personas con necesidades de protección y asistencia en el mundo se encuentra en la región. El organismo para los refugiados asiste a 21,4 millones en el continente pero requiere fondos urgentes para continuar este trabajo. Hasta el momento ha recibido sólo un tercio de los fondos requeridos para sus operaciones humanitarias de este año

EL VENEZOLANO COLOMBIA | NOTICIAS ONU

América Latina y el Caribe registra cinco situaciones de desplazamiento: Colombia, Venezuela, Centroamérica y México, Nicaragua, y Haití, indicó la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) en un nuevo informe que alerta de los desafíos que suponen los grandes movimientos de población, cuya complejidad y proporción han aumentado con el paso de los años.

Los datos de ACNUR apuntan a un desplazamiento de población récord en la región, precisando que es la zona del mundo en la que se encuentra una de cada cinco de las personas a las que brinda protección y asistencia en el orbe.

Así, el organismo socorre a 21,4 millones de personas gracias a la presencia de su personal en 26 países de la región. La cantidad representa un incremento del 25% de 2021 a 2022.

Las cifras desagregadas de ACNUR muestran que más de 7,24 millones de refugiados y migrantes han abandonado Venezuela y que de ellos, seis millones están en América Latina y el Caribe. Además, hay 7,4 millones de desplazados en Colombia, El Salvador, Honduras y México.

El informe explica que en 2022 aumentaron considerablemente los movimientos mixtos y los desplazamientos en la región; detallando que casi 250.000 personas cruzaron la selva del Darién, entre Colombia y Panamá, para llegar a Estados Unidos.

Estos movimientos han incrementado las necesidades humanitarias y la presión sobre las de por sí sobrecargadas capacidades de recepción, redes de albergues y comunidades de acogida.

Migrantes y refugiados venezolanos hacen fila en Pacaraima una ciudad fronteriza del norte de Brasil.
OIM/Gema Cortés Migrantes y refugiados venezolanos hacen fila en Pacaraima una ciudad fronteriza del norte de Brasil.

Falta de fondos

No obstante la enorme tarea que desempeña, ACNUR advirtió que carece de los fondos necesarios para sus operaciones, especificando que hasta el mes pasado había recibido apenas un tercio de los recursos que precisa este año para llevar adelante su labor, especialmente en Colombia, Costa Rica, Honduras y Brasil, donde las necesidades son críticas.

El organismo señaló que la falta de financiamiento puede afectar el mantenimiento de espacios seguros y albergues en zonas fronterizas; la distribución de artículos de primera necesidad; el apoyo para el acceso a procedimientos de determinación de la condición de refugiado y a procesos de regularización y documentación; la distribución de ayuda en efectivo en beneficio de personas en situación de vulnerabilidad; y la realización de actividades de protección de la infancia y de prevención de la violencia de género.

El director de la Oficina Regional de la Agencia, José Samaniego, destacó la generosidad de la respuesta de los países a las personas con necesidades humanitarias. 

“Sin embargo, la falta de recursos financieros compromete actividades críticas, como acceso a albergues y asistencia humanitaria para los más vulnerables, apoyo financiero para cubrir necesidades básicas y atención a la salud, reduciendo también las posibilidades de que las personas puedan integrarse y contribuyan a las comunidades que las acogen», agregó.

Niños centroamericanos esperan a que se tramiten sus visas humanitarias mientras dibujan en un centro de UNICEF en la frontera entre Mexico y Guatemala

UNICEF / Bindra

Niños centroamericanos esperan a que se tramiten sus visas humanitarias mientras dibujan en un centro de UNICEF en la frontera entre Mexico y Guatemala

Soluciones solidarias

ACNUR reconoció las soluciones que están implementando los gobiernos de la región en favor de los refugiados, solicitantes de asilo, desplazados y apátridas, que confirman su solidaridad y compromiso con la protección de las poblaciones más vulnerables.

Entre ellas, destacó los programas respaldados por ACNUR que buscan estabilizar a las poblaciones afectadas por el desplazamiento forzado y promover su inclusión.

Citó el caso de la campaña global #IBelong de ACNUR, que dio lugar a la adopción en Argentina, Brasil, Costa Rica, Ecuador, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Uruguay, de marcos de protección para las personas apátridas y procedimientos de determinación de la apatridia, allanando el camino para el otorgamiento de nacionalidad.

La iniciativa logró que a finales de 2022, unas 83.000 niños de padres venezolanos, nacidos en Colombia, obtuvieran la nacionalidad colombiana. han.

Asimismo, refirió que millones de refugiados y migrantes de la región se beneficiaron con los programas de regularización y documentación en países de Sudamérica y el Caribe a lo largo de 2022. En Canadá, unas 18.000 personas refugiadas obtuvieron la residencia permanente, y ha habido avances significativos en materia de naturalización en Estados Unidos, México y Costa Rica. 

Por otra parte, algunos programas de reasentamiento en Canadá y Estados Unidos recibieron a más de 76.000 personas.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad