Colombia: Guía para las elecciones del Congreso (II) | Por: Alan Schulz Díaz

➥ El autor es un joven nacido en Cartagena de Indias. Alan es un apasionado por la política y el desarrollo. Cursó un diploma de bachillerato internacional en Pearson College UWC (Colegios del Mundo Unido), donde estudió Economía y Política Global. Por la agudeza en sus opiniones, obtuvo una audiencia con el Presidente Iván Duque

En mi pasada columna les conté con detalles los nexos corruptos de los partidos de la coalición de gobierno en el congreso. Más que nexos, estos partidos muestran patrones de corrupción que seguramente repetirán si nosotros como electorado colombiano -y  ColomboVenezolano- los apoyamos. Esos partidos que vale la pena evitar son: Cambio Radical, El partido de la U, El centro democrático, el Partido Liberal y el Partido Conservador.

¿Qué nos queda entonces para elegir? De eso se trata esta columna, que la he llamado ‘guía para las elecciones parte II. Escribo esta guía porque vale la pena votar, seamos ciudadanos colombianos de toda la vida como yo, o ciudadanos que han recuperado su cédula al retornar o al naturalizarse. Vale la pena votar porque hoy lo que pasa en colombia nos afecta a todos, sin importar de dónde venimos. Vale la pena votar porque en esta tierra pagamos impuestos, y en esta tierra colombiana crecerán los hijos de la diáspora venezolana. 

Ahora, ¿por quién votar? Lo mejorcito en mi opinión para las elecciones al congreso es El Nuevo Liberalismo, la lista abierta de Coalición ‘Centro Esperanza y Alianza Verde’, y la lista al Senado del partido Estamos Listas. Del Pacto Histórico hablaremos en otra columna

El Nuevo Liberalismo es un partido que se extinguió en los noventa tras el asesinato del candiato presidencial Luis Carlos Galán ordenado por Pablo Escobar. Hoy resucita renovado con la cara de sus hijos, que también salieron políticos.

El Nuevo Liberalismo presenta una lista cerrada y cremallera, que significa que habrá representación igualitaria entre hombres y mujeres. La cabeza de lista es Mabel Lara, periodista, magíster en Ciencia Política y Relaciones Internacionales, y “una de las mujeres afro más influyentes del país” según La Silla Vacía.

FUERA DE LAS MAFIAS

Nueva en política pero en Colombia eso tiene un lado bueno, porque significa que está por fuera de las mafias corruptas del congreso. La lista la completan ‘influencers’ y liberales experimentados como Bernardo Ordoñez. Es una lista que por su tono liberal se alinea con principios de no discriminación que hacen mucha falta en Colombia, y que se ha ganado mi respeto por apostarle a una lista paritaria en un país tan machista.

La otra lista que le apuesta al empoderamiento de las mujeres se llama ‘Estamos Listas’. Hoy solo el 22.5% de las senadoras son mujeres. Una cifra decepcionante que el movimiento Estamos Listas quiere revertir y por eso presenta una lista al senado conformada en el 70% por mujeres.

Es un movimiento nuevo y refrescante, que llegó al concejo de Medellín en el 2019 y hoy busca llegar al congreso. El feminismo genera resistencia en nuestra sociedad tanto en hombres como mujeres. Pero en un país donde la violencia sexual y el machismo afecta y pone en riesgo la vida de nuestras madres y hermanas, vale la pena escuchar a este movimiento; que con su forma de hacer política se ha posicionado en la vanguardia del empoderamiento femenino en Colombia. 

LISTA RESPETABLE

La Coalición Centro Esperanza y Alianza Verde no presentaron una lista paritaria lamentablemente pero cuentan con una lista respetable. La Coalición está encabezada por Humberto de La Calle, un hombre que tiene hasta hoy una hoja de vida limpia. Renunció al gobierno Samper en el 96 apenas se supo del dinero del narcotráfico. Lideró el proceso de paz, que aunque un tema espinoso por la reintegración de los guerrilleros, es sin duda un documento que puso primero la salida de la violencia, la verdad de las víctimas y el desarrollo de sus comunidades -aunque hoy la implementación por parte del gobierno Duque ha sido floja. Angélica Lozano es una de las figuras claves del partido verde y de la coalición, y se destaca, entre otras cosas, por haber liderado la consulta anticorrupción.

El discurso de la coalición Centro Esperanza promete un cambio moderado y tranquilo. Con la gran desigualdad en este país, que la pandemia ha profundizado, hay que preguntarse qué tan tranquilo tiene que ser el cambio. Yo creo que la Coalición de la Centro esperanza y Alianza Verde tienen las herramientas para tener una bancada que defienda intereses colectivos y se siga distanciando de prácticas corruptas y clientelistas. 

Después del paro, parece que el electorado quiere mucho más que una lista de políticos equilibristas que prometen un cambio tranquilo. Esas emociones, ese estallido social, lo captura como nadie el Pacto Histórico de Gustavo Petro. ¿Vale la pena votar por esta lista? Yo todavía no estoy convencido, y les diré porque en mi próxima columna. 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba