Familias migrantes se unen gracias al deporte en la frontera con Venezuela

• La fundación Bethany le apuesta a la unión de las familias migrantes y a evitar la xenofobia

EL VENEZOLANO COLOMBIA | EL TIEMPO

Los menores de edad en la frontera con Venezuela cada día están expuestos a múltiples peligros, algunos son seducidos por grupos armados y otros abandonan sus clases para empezar a trabajar. La mayoría son hijos de madres desplazadas que buscan refugio en Norte de Santander.

De acuerdo con la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, entre junio y julio del 2021 al menos 167 personas (50 familias), 120 de nacionalidad venezolana y 47 miembros de una comunidad indígena se desplazaron desde el Estado Zulia (Venezuela) hacia la zona rural de Cúcuta.

Y aunque las cifras de desplazamiento y familias refugiadas en el departamento siguen en aumento, hay varias las organizaciones y entidades que buscan la transformación social y brindan asistencia a menores de edad y familias en situación de vulnerabilidad.

Fundación Bethany

Esta organización presta servicios para refugiados en distintas zonas del país.Foto: Fundación Bethany Colombia

Así lo describe Yesenia Zárate, funcionaria de la Fundación Bethany Colombia, que actualmente cuenta con un espacio protector en el barrio Lleras de Cúcuta para escuchar y apoyar a niños, niñas, adolescentes y familias que solicitan acompañamiento.

«Ofrecemos servicios de protección, en especial a los menores que están solos, no acompañados o separados en nuestra ciudad. Además de buscar la unión familiar, de la comunidad, trabajamos por la prevención de la xenofobia, por la integración de la comunidad, bien sea comunidad refugiada y de acogida. Nuestros servicios no tienen distinción, no tienen costo alguno», afirma Yesenia.

Esta organización presta servicios para refugiados en distintas zonas del país, y en Cúcuta le han apostado a promover el deporte para impactar en las comunidades locales de familias refugiadas y mejorar sus condiciones anímicas y psicológicas.

Panorámica de Cúcuta

La fundación Bethany actualmente cuenta con un espacio protector en el barrio Lleras de Cúcuta para escuchar y apoyar a niños, niñas, adolescentes y familias que solicitan acompañamiento. Foto: Fundación Bethany Colombia

William León, educador deportivo, explicó que el objetivo es promover el deporte y los estilos de vida para los niños, niñas y adolescentes de la población venezolana que busca refugio en Colombia.

«Creemos que a través del deporte, actividades lúdicas, recreativas y entornos infantiles podemos lograr que los menores de edad mejoren su sentido de amor propio, sus condiciones psicológicas, al tiempo que se mantienen alejados de caer en la explotación laboral infantil o en situaciones de violencia», indicó León.

La organización Bethany desde 2019 ha implementado cerca de 156 talleres deportivos dirigidos a los beneficiarios, en los cuales se ejecutan talleres enfocados en espacios deportivos. Esto ha permitido un desarrollo de habilidades sociales en los más pequeños.

Los menores, sus acudientes y los instructores coinciden en que las actividades deportivas, extra deportivas, artísticas, culturales y sociales, son una herramienta eficaz para proteger, educar y permitir el crecimiento de los niños, niñas y adolescentes de la región.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba