Niños venezolanos no acompañados requieren de más acción institucional

Esperan que ante la gravedad de los casos de niños no acompañados el Estado colombiano sea más proactivo y de respuestas integrales que ayuden a darles futuro a los pequeños

EL VENEZOLANO COLOMBIA | Por Nora Sánchez

El aumento de niños, niñas y adolescentes venezolanos no acompañados en territorio colombiano quedó de nuevo al descubierto tras reportes recientes del Defensor del Pueblo de Colombia, Carlos Camargo Assis: informó de 353 casos, 126 de género femenino y 227 de género masculino; al menos 47 tienen menos de 13 años y otros pocos alcanzan apenas un lustro de vida.

Y esta es una realidad que se ha agudizado en los últimos meses. Son cientos de pequeños venezolanos que huyen de la crisis generada por el régimen de Nicolás Maduro y llegan a Colombia. En las últimas semanas los medios han puesto el foco en este fenómeno que despierta la preocupación y enciende las alarmas de fundaciones y organizaciones sociales.

La escena de niños deambulando por las calles del departamento Norte de Santander (Cúcuta), adolescentes famélicas prostituyéndose y viviendo del reciclaje para comer y sobrevivir, es una constante en esa localidad fronteriza.

La problemática es atendida por la institucionalidad colombiana y por organizaciones sin fines de lucro como la Fundación de Mujeres Activas y productivas para un Desarrollo Integral y Protección a la Familia (Fumupro), que hace vida en el sector La Parada de Norte de Santander.

Pero según pudimos recoger en EL VENEZOLANO COLOMBIA para abordar con efectividad esta realidad, se requiere de un verdadero trabajo coordinado y articulado entre los activistas por los derechos de los niños, autoridades y comunidad internacional.

FUMUPRO:

Para conocer el panorama que viven los niños no abandonados en zona de frontera, consultamos a Fumupro. Según la página Web de esta organización, ésta es su misión: «Somos el encuentro de un equipo de profesionales colombo- venezolanos sensibles a la situación de la frontera, que hemos decidido enfocar nuestros esfuerzos en la mejora social del migrante y colombianos retornados, desde el fortalecimiento moral, ético y económico de las familias».

Sobre la problemática de los niños no acompañados, Lizeth Corredor Zarate, directora de Fumupro, señaló que la organización alimenta a niños, niñas y adolescentes venezolanos diariamente con desayuno, almuerzo y cena y les brinda un espacio amigable para que estudien.

Si bien esta fundación ofrece asistencia a los pequeños abandonados, no pueden alojarlos en sus espacios porque se requiere la aprobación de la alcaldía de Villa del Rosario. «Nosotros hemos hecho gestiones para solicitar convenios ante instituciones como la alcaldía. Proponemos que ellos aporten profesionales y Fumupro se encarga de la alimentación, el alojamiento y la formación educativa de los niños», nos dijo Corredor Zarate.

¿Y qué pasó?

“Se negaron. Me dijeron que no porque ellos contaban con el espacio adecuado para atender a estos niños. Pero esos espacios son albergues temporales mientras se consigue la reunificación familiar. Si no se logra, son remitidos a Cúcuta, al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF)», aclaró Corredor.

ESTADO SIN CAPACIDAD DE RESPUESTA

Según Fumupro, la cantidad de casos de niños no acompañados supera la capacidad de respuesta del Estado colombiano, razón por la cual cree que es momento de articular trabajos y dar respuestas para que disminuyan los altos índices de niños expuestos a los peligros que trae consigo una frontera como la colombo-venezolana.

Dijo Lizeth Corredor que no basta con recoger a los niños de la calle y llevarlos al ICBF: «Hay que darles nuevas oportunidades junto a sus familias para lograr una estabilización psicosocial».

De esa manera no tendrían que regresar a las calles -dijo Corredor- en busca de trabajo y nuevas oportunidades porque a sus padres se les ofrecen medios de vida, se les ayuda a salir adelante.

UN LLAMADO PARA ARTICULAR

Fumupro hace un llamado a las organizaciones internacionales de la cooperación para que visiten la sede de la ONG, pues desean concretar convenios y acuerdos entre todos los actores institucionales para beneficiar a los niños, niñas, adolescentes y familias con vocación de permanencia en Colombia.

BUSCAN DOCENTES VOLUNTARIOS

Fumupro atiende a 200 niños que acuden a su sede para talleres de nivelación educativa porque no cuentan con acceso a la educación.

Allí, los pequeños aprenden con la ayuda del equipo de la fundación, la cual hoy día requiere de apoyo de docentes voluntarios que quieran hacer labor social y enseñar a los pequeños a quienes por cierto les gusta el inglés.

También han capacitado a 70 mujeres en talleres de costura y panadería y aunque no reciben dinero del Estado colombiano, con parte de esos emprendimientos se ayudan, sobre todo para garantizarle la comida a la población vulnerable que atienden.

PARA DONACIONES Y APORTES

Fumupro, como reseña su portal Web, tiene como misión generar un impacto fundamental en la desestigmatización del migrante y colombiano retornado a través de la caracterización, acompañamiento y fortalecimiento emocional familiar.

Busca además promover procesos asociativos y exitosos que hagan incidencia positiva en el Norte de Santander.

La fundación tiene un año constituida legalmente, pero sus integrantes llevan tres años haciendo labor social y cuenta con programas de caracterización de población migrante y colombiano retornado, para identificar necesidades, estatus legal y potencial productivo y social para el desarrollo de comunidad de acogida.

Entre otras cosas, Fumupro brinda acompañamiento emocional a mujeres cabeza de familia en Villa del Rosario.

? COORDENADAS DE FUMUPRO

Para donaciones y trabajo voluntario:

✔ Número telefónico (+57) 315-5158510

✔ Correo electrónico [email protected]

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad