Maira Alejandra Alzate, la emprendedora rural

➥ Esta joven zootecnista estableció un modelo de negocio que fue mutando durante la pandemia. Empezó a juntar agricultores del departamento de Antioquia (noroeste) para ayudarlos a comercializar con mayor facilidad las frutas y las verduras que cultivaban

EL VENEZOLANO COLOMBIA

Maira Alejandra Alzate pasó de producir y vender huevos de codorniz a enamorarse de los atributos de la breva y a ser galardonada por trabajar por el campo colombiano a través de una red de productores agrícolas que busca disminuir la intermediación y fortalecer el abastecimiento con calidad.

Esta joven zootecnista estableció un modelo de negocio que fue mutando durante la pandemia. Empezó a juntar agricultores del departamento de Antioquia (noroeste) para ayudarlos a comercializar con mayor facilidad las frutas y las verduras que cultivaban.

«Nos volvimos un aliado estratégico de los productores y los vinculamos con clientes potenciales», contó a Efe Alzate, quien en 2013 fundó en el municipio de Marinilla su empresa Toscana Fresh, dedicada inicialmente a comprar y vender productos agrícolas.

TECNOLOGÍA PARA ACERCAR AL CAMPESINO

Una alianza con la compañía Invesfruit marcó el crecimiento del proyecto. Ya cuenta con 40 productores, a los que fueron acercando a través del uso de las tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

Para la emprendedora ha sido «clave» utilizar herramientas como WhatsApp para tejer esa red, con el desafío de «ganarse la confianza» de los agricultores.

«Al principio me dijeron que no. Al campesino lo han engañado muchas veces y pone una barrera ante un proyecto nuevo», comentó la mujer de 34 años.

Pero con constancia, el proceso fluyó y el voz a voz logró fortalecer la iniciativa: «Vieron que era realmente serio, con un volumen interesante y pagos cada ocho días».

Con aplicaciones sencillas comparten fotos, fichas técnicas, videos y realizan videollamadas desde los cultivos de las fincas más retiradas, para afianzar el vínculo comercial.

Además de trabajar con un software para manejar el inventario y la facturación, utilizan una herramienta de geolocalización para ubicar las fincas en las diferentes veredas (aldeas) que visitan.

Con esos avances, Toscana Fresh e Invesfruit han llegado a acopiar hasta 70 toneladas semanales de alimentos producidos por campesinos de Antioquia, con un modelo que esperan replicar en otras zonas del país.

PREMIO MUJER EMPRENDEDORA RURAL

Por el impacto de su proyecto, Maira Alejandra fue galardonada, junto a otras tres mujeres, en la primera edición del premio «Mujer Emprendedora Rural», otorgado por la Vicepresidencia de la República, la Consejería para la Equidad de la Mujer, iNNpulsa, la CITEL, la Universidad del Rosario y Movistar para potenciar emprendimientos de mujeres que impactan el desarrollo social y económico rural en Colombia mediante el uso de las TIC.

«Las mujeres estamos cada vez más empoderadas. Todavía nos falta, pero cada vez hay más liderando proyectos agro», afirmó.

Para seguir innovando y aprovechar los conocimientos adquiridos con el Método de Base de Aceleración (MBA) Agro, un programa de capacitación de la Corporación Interactuar, que además ha apalancado con créditos sus emprendimientos, empezó un cultivo de brevas junto a su familia con la siembra de 3.000 árboles.

La empresaria reveló que se enfocará en desarrollar «propuestas innovadoras» con esta fruta y por ello ya trabaja en muestras de brevas con arequipe y brevas en almíbar, además de otras ideas «llamativas».

«Quiero incentivar su consumo en el país y trabajar en la transformación de la breva con fines de exportación», apostilló la joven.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba