El sistema hospitalario de Bogotá pasa de alerta roja a naranja

• La ciudad cambia el nivel de alerta hospitalaria de roja a naranja al tener una ocupación inferior al 75% en las UCI destinadas a COVID-19, sin embargo se mantiene la suspensión de los procedimientos quirúrgicos no urgentes de mediana y alta complejidad

EV COLOMBIA | ALCALDIA DE BOGOTÁ

El comportamiento de los indicadores de salud en Bogotá indica que el segundo pico de la pandemia por Covid-19 la ciudad se registró el pasado 18 de enero de 2021. A partir de esa fecha, la ocupación general de camas UCI ha presentado una disminución de 18.8 puntos porcentuales, pasando de 94,14 % el 18 de enero, al 74.4 % el 4 de febrero de 2021.

Estas cifras reflejan el trabajo del personal del sector salud, así como de las clínicas y hospitales de la red pública y privada de Bogotá, que unieron esfuerzos para lograr en conjunto con la Secretaría de Salud, una mayor capacidad de hospitalización, cuidado intensivo e intermedio para toda la ciudadanía.

Precisamente ante estos indicadores, la ciudad cambia el nivel de alerta hospitalaria de roja a naranja al tener una ocupación inferior al 75% en las UCI destinadas a COVID-19, sin embargo se mantiene la suspensión de los procedimientos quirúrgicos no urgentes de mediana y alta complejidad. La entidad permite las cirugías prioritarias y aquellas de baja complejidad que no requieran Unidad de Cuidados Intensivos en su posoperatorio inmediato.

La Secretaría Distrital de Salud reitera que las Empresas Administradoras de Planes de Beneficios deben garantizar la toma de muestras para la detección del Covid-19 a sus afiliados, implementar las estrategias de rastreo de casos sospechosos del virus siguiendo la estrategia PRASS o DAR, fortalecer la atención a personas de mayor vulnerabilidad ante la enfermedad y garantizar todas las actividades para la detección temprana del coronavirus y así evitar la propagación del mismo.

Las clínicas y hospitales deben seguir realizando el reporte diario de ocupación de camas UCI, garantizar las medidas de bioseguridad para todo su personal, supervisar la correcta higiene de manos, indagar al paciente para establecer posibles signos y síntomas relacionados al Covid-19, continuar con las medidas de identificación, detección y diagnóstico de posibles casos positivos del virus en los servicios de urgencias.

La entidad también hace un llamado a la ciudadanía para que mantenga las medidas de autocuidado como el uso de tapabocas, lavado constante de manos y el distanciamiento físico, así como evitar la entrada de visitantes a sus domicilios, cuidar especialmente a los adultos mayores y la población vulnerable y aislarse si tiene síntomas relacionados al virus. Entre todos podemos reducir la cadena de contagio del Covid-19.

◉ Para lectura completa pulse ➦Aquí

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba