“La mitad de la población refugiada y migrante en la región no puede costear tres comidas diarias”: ONU

Señalaron en un comunicado conjunto la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Se estima que actualmente hay más de 7,1 millones de personas refugiadas y migrantes de Venezuela en todo el mundo, según actualizó la ONU este miércoles

EL VENEZOLANO COLOMBIA | AP NEWS

Unos 4,3 millones de refugiados y migrantes venezolanos en América Latina y el Caribe carecen de servicios básicos, alimentación y empleo formal pese a los esfuerzos de regularización y apoyo en países de acogida, según un informe difundido este miércoles 12.

Aunque se han logrado avances importantes en las políticas de regularización y documentación en gran parte de los países de Latinoamérica y el Caribe, el aumento de las necesidades humanitarias como consecuencia de la crisis actual evidencia la necesidad de mejorar el acceso a servicios y necesidades básicas.

Se estima que actualmente hay más de 7,1 millones de personas refugiadas y migrantes de Venezuela en todo el mundo, según actualizó la ONU este miércoles.

IMPULSADA POR POBREZA

La diáspora venezolana hacia Estados Unidos se disparó en la última década, impulsada principalmente por la pobreza y violencia. En 2022 representó alrededor del 71% de los más de 150.000 migrantes que ingresaron a Panamá a través del Darién, fronteriza con Colombia.

“La mitad de la población refugiada y migrante en la región no puede costear tres comidas diarias”, señalaron en un comunicado conjunto la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), al presentar el estudio.

El informe, denominado Análisis de Necesidades de Refugiados y Migrantes (RMNA, por sus siglas en inglés), detalla que “para comprar comida o evitar vivir en la calle, muchas personas venezolanas se ven obligadas a recurrir al sexo de supervivencia, la mendicidad o el endeudamiento”.

El acelerado aumento del costo de la vida, el impacto de la pandemia y el desempleo han exacerbado la vulnerabilidad de los venezolanos que emigran, agrega el estudio de la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V), codirigida por la ACNUR y la OIM.

ACNUR y la OIM pidieron a la comunidad internacional aumentar la asistencia para los refugiados venezolanos (EFE)

Según Eduardo Stein, representante de la ACNUR y la OIM, “los países de acogida han mostrado un liderazgo constante en su respuesta a la crisis, adoptando medidas de regularización y facilitando el acceso a salud, educación y otros servicios sociales”, pero no es suficiente.

“Las personas que llegan de Venezuela desean compartir sus habilidades y conocimientos, y aportar a las comunidades que las han acogido con generosidad (…) En un momento en el que el mundo enfrenta numerosas crisis humanitarias, no debemos olvidar a los venezolanos y a los países que los acogen, agregó Stein, quien pidió a la comunidad internacional que no se olvide de esta crisis mientras lidia con otros múltiples desafíos humanitarios.

En el informe se citan casos como el de los venezolanos de Ecuador, país en el que el 86% de los miembros del colectivo dicen carecer de los ingresos suficientes para satisfacer sus necesidades básicas, o los de Chile, donde un 13% de ellos viven bajo el umbral de la pobreza.

SIN RECURSOS SUFICIENTES

En Colombia, un 29% de los hijos de migrantes y refugiados venezolanos no pueden matricularse en las escuelas ya que sus familias no tienen los recursos suficientes para pagarlas, añade el estudio.

Un estudio publicado el miércoles por la Defensoría del Pueblo de Colombia reveló que 10.000 migrantes, en su mayoría venezolanos, están varados en un pueblo del noroeste colombiano mientras llega un barco para cruzar el Golfo de Urabá para luego internarse al Darién.

El miércoles, autoridades de Guatemala informaron que unos 400 migrantes irregulares, la mayoría venezolanos, partieron en autobuses hacia el norte desde una terminal de la capital. 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba