La migración con estatuto y solidaridad colombiana |Por: Carlos E. Vilma

➥ El autor es excandidato colombo-venezolano al Concejo de Bogotá y líder de la migración venezolana en Colombia

El reciente anuncio hecho por el Presidente, Iván Duque Márquez, sobre la regularización de más de dos millones de desplazados venezolanos en Colombia representa un avance en materia de solidaridad, regulación y reconocimiento nunca antes visto en algún país que registre la llegada masiva de refugiados, migrantes o desplazados de otras naciones.

Considerar la necesidad de regularización es reconocer la calidad, capacidad y necesidad para este país, de una migración responsable, que pueda aportar con generación de empleo, pagos de impuestos, educación y asistencia en materia de salud para su crecimiento interno. Sin dudas, esta célebre decisión llevará a Colombia a convertirse muy pronto en una potencia en la región.

Con la implementación del Estatuto de Protección Temporal para los Venezolanos (ETPV) se busca regular y darle identidad en el país a más de dos millones de venezolanos con PEP o sin ningún tipo de documento que les permita insertarse al mercado laboral o educativo: esto va a traer resultados positivos en el corto y mediano plazo, sin duda.

El gobierno colombiano entendió que la reactivación económica posterior a la crisis de salud y económica del COVID-19 pasa por la participación e integración de todos los sectores. El asistencialismo a hombres y mujeres en edad productiva, solo trae retraso y gasto para los bolsillos de la nación y la comunidad internacional.  

¿Cómo se implementará?

Esta es una de las etapas más complejas e importantes del ETPV; pues se deben crear mecanismos de verificación genéricos que permitan de forma rápida, eficiente y real identificar y confirmar el estatus actual de las familias y personas venezolanas en el país.

«El gobierno colombiano entendió que la reactivación económica posterior a la crisis de salud y económica del COVID-19 pasa por la participación e integración de todos los sectores»

Para esto, todos debemos ser sinceros, ver en el estado colombiano un aliado, un amigo, que lejos de todo sentimiento xenófobo y discriminatorio abrió aún más sus puertas para nuestra llegada y permanencia.

Ahora, todo venezolano de bien, con ánimo de trabajar y crecer, podrá lograrlo con más empeño, dedicación y sobre todo honestidad. Debemos ser conscientes en dejar en el pasado las malas prácticas de la viveza criolla, que vivimos en un país hermano, con una cultura diferente y que somos nosotros quienes debemos integrarlos a ella y no ellos a la nuestra.

Venezolano, hermano, te pido por ti, por tu familia y la de todos: aprovecha esta oportunidad, da el ejemplo y se responsable, crece, aprende y sobre todo, prepárate e instrúyete.

◉ Sigamos la conversación por Twitter: @carlosevilmap

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba