Hoteles de San Antonio y Ureña, sin mayor flujo de huéspedes colombianos

◉ Este sector comercial tiene la esperanza puesta en el Carnaval de la Frontera.

EL VENEZOLANO COLOMBIA | LA OPINIÓN

Tras la apertura vehicular del puente Atanasio Girardot, para el sector hotelero de San Antonio y Ureña el movimiento no ha sido el esperado. Sin embargo, guardan la esperanza en que la afluencia de colombianos aumente. 

El gremio tiene la confianza puesta en los últimos días de la Feria de San Sebastián y en el próximo Carnaval de la Frontera, el cual se desarrolla desde hace 50 años. 

Así lo dio a conocer Indover Sayago, vicepresidente de la Cámara de Comercio de San Antonio y miembro de la red hotelera de la zona de frontera, quien describió que en enero suele bajar el movimiento de huéspedes en comparación con la temporada decembrina.

Los hoteleros aspiran que crezca el movimiento de visitantes de colombianos, lo cual beneficiaría, además, a la vitrina comercial. “Esperamos que llegue haber un nivel aceptable de la hotelería y la gastronomía”, expuso el empresario. 

Sayago comentó que varios agremiados consultados indicaron que hasta el momento no han tenido crecimiento en los hospedajes, por el contrario, han mermado. Aunado a ello, este sector reporta un alto costo en los servicios públicos, pero no mejoran en calidad y constancia.

Anggie Nieto, miembro de la Cámara Hotelera de San Antonio, relató que a cada hotel les están llegando los recibos del agua entre 1.500.000 y 2.000.000 de pesos, pero el agua les llega dos veces al mes, en ocasiones una vez por semana.

Mientras que el servicio eléctrico también registró un considerable aumento de precio, pero los apagones siguen ocurriendo. Pese a esta situación los prestadores de servicio se han equipado con plantas eléctricas y tanques de almacenamiento de agua.

La baja afluencia de visitantes a la zona fronteriza podría deberse al terror que existe entre los nortesantandereanos de ser víctimas de extorsiones por parte de la fuerza pública venezolana, indicaron las fuentes consultadas. 

Es importante mencionar que uno de los sitios reconocidos por los cucuteños es el Complejo Turístico de Aguas Calientes, pero según habitantes de Ureña este sitio está funcionando de manera tímida. Prestadores de servicio indicaron que laboran de lunes a domingo, y la noche de hospedaje vale 50.000 pesos. 

Este complejo tiene un potencial natural importante, al que acudían los santandereanos para ducharse con las aguas termales.  

En el eje fronterizo los precios del hospedaje de un hotel oscila entre 20 a 30 dólares, gozan de servicios como internet, planta eléctrica y algunos cuentan con restaurantes. 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba