Petro anuncia que Maduro y la oposición democrática negociarán desde el viernes en México

◉ Sobre la mesa están los permisos para que la multinacional estadounidense Chevron se despliegue en Venezuela para mejorar su industria petrolera

EL VENEZOLANO COLOMBIA | EL MUNDO ESPAÑA

Entre 25 y 26 de noviembre se reinician los diálogos entre el gobierno de Maduro y la oposición venezolana«. Una vez más el presidente colombiano, Gustavo Petro, se adjudicó el protagonismo en lo referente a la dictadura venezolana y adelantó que las tantas veces postergadas negociaciones de México se retoman de nuevo.

A falta de la confirmación del gobierno bolivariano, cercano a Petro, y de Noruega, que actúa como garante de estos diálogos, los protagonistas de este historia interminable comenzaron a preparar sus maletas para volver a la capital azteca.

El anuncio se sabía inmediato desde hace dos días, cuando el diplomático español Rafael Dochao, jefe de la delegación de la Unión Europea en Caracas, deslizó que en México se anunciaría que casi 3.000 millones de los fondos venezolanos congelados por las sanciones aplicadas por Estados Unidos se van a utilizar para combatir la crisis humanitaria y mejorar los servicios públicos en el país criollo. Se trata de un acuerdo que han estado discutiendo entre las dos partes y que Washington estaría dispuesto a llevar a cabo con intervención de la ONU.

Además, sobre la mesa están los permisos para que la multinacional estadounidense Chevron se despliegue en Venezuela para mejorar su industria petrolera, hundida tras dos décadas de intervención revolucionaria y militar.

«Los retrasos en la reanudación también tuvieron que ver con la preferencia de EEUU de esperar a que pasaran las elecciones de medio término. La licencia a favor de Chevron confirmaría que Biden está más dispuesto a asumir riesgos a pesar de las resistencias en el Congreso estadounidense», explicó el internacionalista Mariano de Alba.

La oposición, por su parte, insiste en la necesidad de incluir condiciones para las elecciones presidenciales de 2024. Una de sus primeras exigencias es que el gobierno anuncie cuál será la fecha de las presidenciales, ya que está decidida a llevar a cabo sus propias elecciones primarias a mitad del año que viene.

Fue precisamente Nicolás Maduro quien torpedeó las negociaciones abiertas en México hace 13 meses, tras la extradición a EEUU del magnate colombiano Alex Saab, considerado su testaferro y el principal operador financiero de la revolución. Tras tiras y aflojas durante meses, la intervención del presidente francés, Emmanuel Macron, de la mano de Petro, consiguió que se acercaran las posturas.

El «presidente pueblo» se beneficia además de la actual coyuntura internacional, marcada por la invasión de Ucrania de su principal aliado, Vladimir Putin, así como de la crisis energética mundial y de la hegemonía izquierdista en el continente. La confluencia de todos estos factores ha empujado su regreso a la arena internacional tras el aislamiento sufrido en los últimos años.

«La reunión de negociación en México significa una oportunidad gigante para cambiar los escenarios positivamente, tanto en materia petrolera como en materia social. Ambas partes cantarán victoria y la verdad es que ganando el país, la población y el sector productivo, ganamos todos», expresó con entusiasmo Luis Vicente León, presidente de Datanálisis

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba