¿Por qué San Andrés isla es usada como ruta para la migración irregular?

◉ En 2022 un total de 314 migrantes irregulares han sido devueltos de San Andrés en momentos en que pretendían cruzar la frontera marítima entre Colombia y Nicaragua

EL VENEZOLANO COLOMBIA | AGENCIAS

El territorio colombiano se ha convertido en los últimos años en el epicentro del drama migratorio en la región. En el primer semestre de este año, al menos 71.012 migrantes cruzaron la peligrosa selva del Darién, un espacio que divide al país con Panamá y en el que decenas de personas perdieron la vida debido a las condiciones de inseguridad y climáticas.

Las noticias sobre lo que ocurre en esa zona presionaron para que varios migrantes se replantearan el tránsito por la selva y, ante el surgimiento de nuevas mafias que ofrecen otras “opciones” para llegar a Centroamérica, se aventuran a tomar esta vía que termina siendo igual de riesgosa.

Se trata de una nueva ruta marítima identificada por las autoridades, la cual tiene como punto de partida o de descanso al archipiélago de San Andrés. De acuerdo con las autoridades, los migrantes son víctimas de redes de tráfico ilegal de personas, las cuales “no tienen consideración” por la seguridad del personal y se lanzan de manera ilegal en el mar para intentar llevar a las personas a su lugar de destino.

“Hemos evidenciado una ruta de migrantes, los cuales están siendo víctimas de personas inescrupulosas que están utilizando lanchas inseguras, poniendo en riesgo su vida en el mar”, afirmó el contralmirante Hernando Mattos, jefe del Comando Específico de San Andrés y Providencia.

Tan solo en agosto, 238 migrantes fueron “protegidos” por la Armada, de los cuales 21 eran menores, a quienes se les inició un proceso de restitución de derechos, pero en lo que va de año 238 migrantes irregulares han sido rescatados en alta mar.

Una vez son rescatadas, reciben hidratación, alimentación y atención médica por parte de Sanidad Portuaria y Militar, al tiempo que son puestos a disposición de Migración Colombia, mientras que los menores son entregados a la Comisaría de Familia y Policía de Infancia y Adolescencia, para el restablecimiento de sus derechos.

Pero no solo el rescate de los migrantes ha estado en el radar de las autoridades, las labores de inteligencia por desmantelar estas mafias los ha llevado a ubicar viviendas artesanales construidas en isla Pescador, en donde “se refugian los migrantes de forma temporal con la intención de evitar los controles de las autoridades mientras realizan su paso hacia Centroamérica”.

inteligencia para lograr identificar estas mafias y poder ponerles fin serán parte esencial de la entidad.

Hace algunos días, a bordo de dos motonaves sospechosas de nombre ‘Lola II’ y ‘Mrs. Dilan’, las unidades de guardacostas de la Armada Nacional apostadas en San Andrés detectaron un grupo de 33 migrantes irregulares en el momento en que se desplazaban en cercanías a las costas de la capital del departamento de Archipiélago.

Este caso no fue el primero y tampoco será el último, pero nuevamente fueron sorprendidos migrantes intentando salir rumbo a Centroamérica, algo muy rutinario que viene registrando las autoridades, el tránsito irregular de extranjeros durante lo corrido del 2022 en aguas marítimas cercanas a San Andrés.

El más reciente operativo realizado por la Armada de Colombia permitió salvaguardar la vida de 33 migrantes, entre ellos cuatro menores de edad, cuando realizaban migración irregular desde el archipiélago con destino a Centroamérica, en dos embarcaciones que violaban las condiciones mínimas de seguridad y la normatividad marítima vigente.

La migración irregular de ciudadanos de diferentes nacionalidades que en 2021 provocó una crisis humanitaria en Turbo y Necoclí, Antioquia, ahora, según las autoridades del Comando Específico de San Andrés y Providencia, de manera sorprendente se trasladó a la Isla de San Andrés, usándola como puente para llegar más rápido a países como Nicaragua, desde donde continúan su rumbo para llegar hasta México y su destino final que es Estados Unidos.

Vuelan a San Andrés para evitar el tapón del Darién

Según el capitán de Navío, Octavio Gutiérrez, comandante del Cesyp, el fenómeno de la migración ilegal desde 2019 no presentaba antecedentes en el Archipiélago de San Andrés y Providencia, pero desde los meses de abril y mayo de este año se reactivó un ruta de una forma desproporcionada con las migraciones de ciudadanos extranjeros.

“Hay que entender que el migrante no es un delincuente, son personas que buscan un mejor futuro, ellos cometen una infracción y tienen una sanción por parte de Migración Colombia, entidad que los devuelve a la ciudad donde tomaron el vuelo y le reportan a las aerolíneas para que les bloqueen las ventas de tiquetes hacia la isla”, así lo aseguró el oficial a cargo de la Armada Nacional.

Para llegar hasta San Andrés, los migrantes compran una especie de paquetes que incluye tiquetes aéreos, hospedaje, alimentación y transporte marítimo, recursos que alcanzan los US 1.500 por persona, que en caso de ser detectados los terminan perdiendo. 

Para los migrantes, cruzar a Centroamérica en lancha desde San Andrés es más rápido y mucho menos peligroso que navegar por el Golfo de Urabá  y luego cruzar caminando la espesa y peligrosa selva del Darién, además evitan cruzar dos países como son Panamá y Costa Rica. Salir por el mar del archipiélago en lanchas, en solo dos horas los pone en Nicaragua. 

Pilar Bryan, directora de la Oficina de Control, Circulación y Residencia, explicó que de la mano de Migración Colombia trabajan en exigir una serie de requisitos para evitar que migrantes extranjeros utilicen esta ruta.

Para el contralmirante Hernando Mattos Dager, comandante de la Fuerza Naval del Caribe, en San Andrés por el momento no se puede habilitar un canal humanitario para el tránsito de migrantes, porque se podría repetir lo ocurrido en Necoclí donde se represaron más de 20 mil personas, generando una crisis humanitaria y de seguridad, lo que amerita estudios por parte de las autoridades.

En lo corrido del año 2022, los controles de la Armada en el Archipiélago de San Andrés y Providencia, han permitido la ubicación y el rescate de 314 personas que pretendían hacer tránsito irregular en aguas del Caribe colombiano.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba