Chitty La Roche: «Peréz Vivas representa un esfuerzo patriótico y ciudadano por encontrar lo que nos une»

➠ El exparlamentario conversó con periodistas durante una gira de apoyo que realiza en la Isla de Margarita en la precampaña presidencial de César Pérez Vivas

EL VENEZOLANO COLOMBIATRABAJO ESPECIAL UNIDAD DE MEDIOS PÉREZ VIVAS

Margarita.- Nelson Chitty La Roche se sumó a la precampaña presidencial de César Pérez Vivas bajo el paraguas del movimiento Concertación Ciudadana, y, esta semana, acompaña al candidato en su gira por la Isla de Margarita.

«Pérez Vivas tiene otra manera de mirar las cosas. Él piensa que no es dividiendo y separando, como debemos hacer las cosas. Sino reunirnos, sin olvidar a los venezolanos que se han ido. Es el caso de los médicos del Hospital Universitario, que se han ido a brillar en otras latitudes; ese talento hace falta aquí», enfatiza.

Chitty La Roche es abogado, escritor y político. Tiene estudios de cuarto nivel en Política Internacional y Derecho de las Comunidades Europeas, por la Universidad Libre de Bruselas. Fue diputado por Copei entre 1983 y 1999. Ha sido profesor de pre y post grado en la Universidad Central de Venezuela (UCV).

«La política necesita presencia. Discurso. Ideas. Y creo que mi participación en la precampaña de César Pérez, -lo digo humildemente- aporta en ese sentido. El país necesita urgentemente abordar sus conflictividades», señala el dirigente.

-¿Por qué su apoyo a César Pérez Vivas?

-Porque es una cara nueva en este momento. No ha ocupado cargos públicos en los últimos años. Y es un hombre impoluto. ¿Qué necesitamos a un muchacho? Bueno, pues, quiero recordarles que a los muchachos a quienes se les encargó conducir la política en Venezuela, no les fue bien.

Expresa que más allá del cariño, la solidaridad y el afecto que siente por algunos de los jóvenes dirigentes venezolanos, piensa que les ha faltado experiencia y contundencia: «No voy a mecionar nombres en particular, porque yo no hablo mal de la oposición, sino del régimen; a esos me refiero, y de esos es que debemos salir, por eso estamos aquí».

«HAY QUE INVENTAR UN NUEVO PAÍS»

Calibra como algo lamentable que el país se haya pragmatizado al extremo de judicializar los partidos, que -por definición- nacen de la creencia en una corriente, sea demócrata cristiana, social demócrata, etcétera.

«Pero la gente tiene su corazón y su conciencia, y sabe que esto que tenemos puso sobre nuestro país a una pila de perros muertos», dice con verbo crudo y descarnado. Y agrega: «No hay nada bueno allí, todo es putrefacción», declara en torno a la judicialización de Copei, entre otros partidos de vieja data.

Pero, ¿cuál es la salida para Nelson Chitty La Roche? Muy sencillo: «Todo eso hay que barrerlo. Hay que inventar un nuevo país».

Estima, en este orden de ideas, que hay que construir un futuro para Venezuela, que ahora no tiene. Porque -inquiere- «¿qué futuro representa Maduro?» Y se responde rápidamente: «Más de lo mismo. ¿Qué futuro puede ser Jorge Rodríguez, con todos sus complejos y odios? ¿Qué futuro puede ser Diosdado Cabello que sólo sabe señalar, y mostrar rencor? No es así como un país sale de abajo».

Entonces, piensa, que si queremos que haya Venezuela, es decir, que el chavismo-madurismo no acabe de lesionar a la Patria, «tenemos que dar ese giro», y, en ese momento, gira su mirada hacia César Pérez que saluda a dos margariteñas en un puesto de comida en pleno corazón de la isla.

César Pérez Vivas en el puesto DATE UN GUSTO junto a dos comerciantes margariteñas

BAJARLE EL TONO AL PRESIDENCIALISMO

«Los que nos metieron en la crisis no son lo que pueden sacarnos de ella. Entonces, hay que bajarle el tono al presidencialismo. Además, hay que reducir los márgenes de algunos mandatos; las segundas presidencias nunca fueron buenas en la historia de Venezuela», cae en la cuneta legislativa de la reelección indefinida.

– ¿Cómo valora el movimiento de Concertación Ciudadana?

-Concertar significa entenderse. Y ese es el discurso de Pérez Vivas. No viene a buscar lo que nos distingue o separa, lo que nos segrega, margina o divide, sino que viene a hacer un esfuerzo intelectual, patriótico y ciudadano, por encontrar aquello que nos une. Aquello que significa la posibilidad de ponernos de acuerdo. Aquello que todos entendemos que hay que hacer, pero no hacemos porque no nos hablamos. O porque cada vez que nos vemos estamos señalándonos como barriga verde o tripas azules.

– ¿Y qué repercusión considera tendrá en los venezolanos las iniciativas políticas que están en la agenda de hoy?

Ha dicho Pérez Vivas: unas primarias donde quepan todos. Eso implica un adverbio de cantidad importante. Los venezolanos juntos somos invencibles. Claro, vamos a ver cómo responde la gente, porque eso implica que entren todos en las primarias y salga un solo candidato de allí.

La decepción de la gente

Habla de la ilusión que tuvieron muchos con un cambio que implicaría Hugo Chávez en la presidencia, y luego con Maduro: «Esa gente evidentemente está decepcionada. A esa gente -dice- hay que escucharla, invitarla y persuadirla, de que juntos abordemos lo que parece tan difícil, que es la regeneración, la revitalización de Venezuela».

-De cara a las primarias ¿Cuál es el mensaje para esos venezolanos que se han ensimismado y se han recluido en su esfera privada, partiendo de viejas premisas como «no me interesa la política, con la política yo no como»?

– El venezolano no es tonto. Sabe que Maduro es un maniobrero. «La vida es lucha», decía San Agustín. Pues, bien, a Maduro la vida le ha permitido ocupar un espacio para el cual él ni estaba preparado, y no lo ha hecho en condiciones que podamos considerar satisfactorias. El régimen va a maniobrar, va a intentar que haya división en la oposición. Frente a esa actitud, guerra avisada no debería hacerte daño, y el pueblo lo sabe. Pérez Vivas no va a promover lo mismo ni a servirle de instrumento al gobierno.

«NO SE QUEDEN EN LA CASA»

«La continuidad es el fin de la Venezuela que conocemos», relata, e invita a que los ciudadanos «no se queden en la casa. Que los ciudadanos entiendan que es mentira que el que se ocupa de sus asuntos no se mete en política.»

«Al que no se meta en política, verá a la política ir por él. Es decir, la política lo afectará», cierra la idea.

Aunque un venezolano quiera cerrar los ojos a la política, asuntos como la inseguridad y la miseria lo impactarán. El concepto de Concertación Ciudadana reivindica la verdad de que en cada venezolano radica un trozo de soberanía. «Esto no puede continuar, y por eso apareció otro gocho», remata Nelson Chitty La Roche, haciendo alusión a la larga tradición de gobernantes andinos que tenemos en Venezuela.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba