Cifras de impacto: Los venezolanos no paran de cruzar la selva del Darién

◉ La cifra es la más alta en lo que va de este calendario y mucho mayor al mes anterior, julio, cuando atravesaron la selva 16 mil 864 migrantes venezolanos

EL VENEZOLANO COLOMBIA | POR: David Alejandro Chacón

En el mes de agosto 2022, 23 mil 632 migrantes venezolanos atravesaron la selva del Darién, peligroso camino fronterizo que separa a Panamá de Colombia, según cifras oficiales del Servicio Nacional de Migración, que se pueden consultar en su página web www.migracion.gob.pa.

La cifra es la más alta en lo que va de este calendario y mucho mayor al mes anterior, julio, cuando cruzaron la selva 16 mil 864 venezolanos. Las autoridades siguen en alerta ante esta masiva manifestación de migrantes.

La venezolana, con 68 mil 575 migrantes es, por lejos, la nacionalidad que predomina en este paso fronterizo. Todo esto, pese a múltiples advertencias que han hecho las autoridades competentes sobre lo peligroso y difícil que se presentan las condiciones de traslados.

“El 21 de septiembre se registró la mayor cantidad diaria de migrantes que atravesaron la selva del Darién, casi 2500”, dijo con asombro y en son de alerta, Vanessa Calviño, directora de comunicaciones estratégicas del Servicio Nacional de Fronteras (SENAFRONT), en medio del foro “Hablemos de Redes Sociales y Migración Laboral”, organizado por la Organización Internacional de las Migraciones (OIM). “Muchas personas se aventuran a hacer este recorrido sin conocer las condiciones.

Es una selva que es traicionera. Ahí no solamente hay animales; el clima cambia de un minuto a otro. Yo, un medio de un reportaje especial, fui equipada, bien comida, bien hidratada, con calzado para la ocasión y solo caminé tres horas (hay personas que caminan semanas) y aún así salí con todos los pies llenos de sangre”, contó Calviño.

REALIDAD

La funcionaria destacó que, si bien hay personas que han corrido con suerte durante el trayecto y llegan al destino sin mayores problemas, las historias que pudo recoger durante su visita, son realmente dramáticas.

“Esas historias de personas que pudieron a travesar la selva, son muchas veces las que vemos en redes sociales. Y estamos en una era en que la sobra la información, pero escasea la verdad. ¿Y cuál es la verdad? La verdad es que nadie se merece atravesar una selva para buscar un mejor futuro”.

Calviño, a título personal, recordó que cuando ve todo este escenario trágico, en el que cada vez más abundan los duros testimonios de personas que han sufrido durante el traslado en este paso
migratorio, lo ve como una muestra de falta de solidaridad como seres humanos.

“Esta es la muestra más cruda. Nosotros deberíamos hacer un mea culpa y decir, esto está sucediendo porque nos faltó solidaridad con el pueblo haitiano, porque nos falta solidaridad con el pueblo venezolano», porque falta solidaridad con todos aquellos que no encuentran un mejor futuro en su propia tierra”.

TESTIMONIOS

A la redacción de EL VENEZOLANO han llegado numerosos testimonios de personas que han atravesado la selva con todo
tipo de contratiempos. En la selva del Darién se han denunciado violaciones, asaltos, robos, múltiples enfermedades, entre otros atropellos.

Recientemente, una niña venezolana de 10 años de edad perdió la vida ahogada, después de ser arrastrada por un río. El infante estaba en compañía de su madre y una tía, y su hermano de 13 años de edad.

Desde El Venezolano y la Fundación Activados Panamá, se les ha brindado el respectivo apoyo. Sin embargo, la familia ha manifestado seguir con su plan de llegar hasta los Estados Unidos, destino principal desde que decidieron salir de Venezuela.

“La selva del Darién es la selva del terror. Las condiciones son inhumanas por donde se quiera ver. No hay condiciones mínimas para uno poder trasladarse y, la mayoría de las personas que se atreven a pasarla, es porque escuchan historias de personas que les da pena contar todo lo que pasaron. Nadie quiere decir, fracasé. Esa es la realidad”, dijo uno de los asistentes al foro “Hablemos de redes sociales y Migración Laboral”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba