Migrantes venezolanos transitan nueva y peligrosa ruta en lancha hasta Nicaragua

* Pagan hasta 1.200 dólares por el trayecto

EL VENEZOLANO COLOMBIA | EFECTO COCUYO

Migrantes venezolanos en Tecún Umán, ciudad fronteriza guatemalteca con México, contaron que debieron pagar hasta 1.200 dólares para llegar a Nicaragua por vía marítima desde San Andrés, en Colombia y así evitar atravesar la peligrosa selva del Darién

«La lancha nada más te cobra 1.200 dólares para pasarte a Nicaragua. Los otros países: 200 dólares de Honduras a Guatemala. Más las persecuciones de la policía. Yo venía en un carro y se nos pegó una patrulla atrás que venía disparando», indicó Luis Alejandro Salas, proveniente de Venezuela, en entrevista con el periodista Juan Carlos Aguirre, corresponsal de CGTN Noticias.

El migrante narró que debió pedir prestado veinte dólares para pagar un soborno a los funcionarios policiales, para impedir que lo deportaran. 

Aguirre informó que algunas personas provenientes de Venezuela toman un vuelo desde la ciudad colombiana de Cúcuta hasta la pequeña isla coralina de San Andrés, donde los esperan los coyotes que los montan en lanchas para salir de madrugada. A partir de allí, navegan en el mar Caribe unas ocho horas hasta la zona limítrofe con Nicaragua. En ese punto suben a otra embarcación para arribar a las costas.

Posteriormente toman un ferry que navega un río hasta un área cercana a Managua, la capital nicaragüense. En adelante, deberá continuar a pie, en moto u otros vehículos, si pueden costear el pasaje.

Riesgo en la ruta

El trayecto por mar hasta territorio nicaragüense está lleno de riesgos. El oleaje y la poca capacidad de las embarcaciones para afrontarlo vuelve vulnerables a todos los tripulantes, que usualmente escapan de países con graves situaciones económicas.

Desde 2014 hasta 2021, la Organización Internacional de Migraciones (OIM) documentó 187 fallecimientos y desapariciones de venezolanos solo en la ruta marítima del Caribe.

Recientemente, por lo menos tres venezolanos y una ecuatoriana naufragaron cuando viajaban en una lancha desde San Andrés hasta Nicaragua, según informó la periodista Yanitza Martínez en Twitter, el 7 de agosto de 2022. 

Hasta ahora, dos de los desaparecidos fueron identificados como Silverio Jesús Colmenárez Sánchez, de 36 años, y Eduard Alfonso Rojas Camacho, de 42 años, ambos del estado Lara. 

Según datos de la Plataforma de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes, conocida como RV4, hasta la fecha por lo menos 6.133.473 de venezolanos han abandonado su país de origen a causa de una grave crisis humanitaria compleja

Sobornos en Guatemala

«La central de autobuses de Tecún Umán, ciudad fronteriza guatemalteca con México, es lo que podría llamarse la última parada para miles de migrantes en territorio centroamericano. Se dice que aproximadamente 50 autobuses y 70 microbuses prestan su servicio hacia este destino todos los días. De ellos, al menos 20 vienen cargados con migrantes en familias o solos», indicó Juan Carlos Aguirre el 7 de agosto. 

En el lugar, ubicado a 3.209 kilómetros de Estados Unidos, los migrantes denuncian malos tratos de efectivos de seguridad. Comentan que deben tener cuidado para no ser detenidos y deportados de vuelta a sus países. 

«Te quieren cobrar un pequeño impuesto para uno seguir adelante. Pero nosotros estamos haciendo esto porque somos personas de bajos recursos. Si tuviésemos plata buscáramos una visa o algo que nos haga llegar sin tantas complicaciones o peligros», expresó Hayanel Carrasquero, proveniente de Venezuela, a CGTN Noticias.  

Algunos explican que se sienten sin salida. Muchos buscan quedarse rescatados en el centro de presentación migratorio conocido como Centro 21, para legalizar su permanencia en el país provisionalmente. 

«No vemos avance. Nos han tratado como cucarachas: nos sentimos aplastados. Esta es una travesía en la que te juegas la vida para darle un mejor futuro a tu familia», expresó Ramón Biscaino, migrante venezolano. 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba