En Colombia se juega la democracia

➥ Editorial Analítica

La clave de las presidenciales colombianas está en a quién apoyará el centro, si a Petro o al gran ganador de la consulta popular el exalcalde de Medellín, Fico Gutiérrez.

Regionalmente, Antioquia será un factor de peso, asi como Bogotá; y por supuesto el nivel de participación ciudadana será fundamental.

El domingo votaron 9.785. 299 colombianos, de los cuales 4.636.833 votaron por la izquierda, es decir por Petro; 3.266.142 votaron por la derecha y 1.882.054 votaron al centro.

¿Qué nos dice eso?

Que el centro se suma a la derecha, cosa más posible si la dirigencia política colombiana entiende que la mejor alternativa para detener a Petro es el exalcalde de Medellín, quien es más bien de centro izquierda.

De esta manera Gutiérrez tendría 5.148.196 potenciales voto, según lo que ocurrió el 13 de marzo, con lo que superaría a Petro por 511.463 votos, que representaría una diferencia de aproximadamente un 5%.

Además, hay que tomar en cuenta que no tendrá mayoría ni en el senado, ni en diputados.

Evidentemente, esto puede cambiar en función de una disminución de la abstención y, en particular, en cuáles de los departamentos colombianos ocurra. Pero lo principal es que las élites colombianas entiendan que tienen que jugarse el todo por el todo por Fico Gutiérrez, así este no sea el candidato de su preferencia ideológica.

El gran artífice de la candidatura de Gutiérrez fue el presidente Duque, quien asume el rol de líder de su partido, donde ya vimos la renuncia de Zuloaga.

Ahora la incógnita está en qué harán Gaviria y el partido liberal, apoyarán a Petro o actuarán de manera responsable y defenderán la institucionalidad democrática.

Lo que se juega en Colombia no es ya un enfrentamiento entre izquierda y derecha, sino entre democracia y populismo antiliberal.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba