Leyes de Migración y Fronteras son un desafío para Colombia

Con aproximadamente siete años de estudio y de esfuerzos entre los diferentes poderes públicos, hoy Colombia cuenta con instrumentos legales que buscan apoyar a los migrantes

EL VENEZOLANO COLOMBIA | Por Nora Sánchez

A decir del director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa, las leyes de Migración y Frontera, recientemente sancionadas por el presidente de Colombia, Iván Duque, representan un desafío para el país.

Espinosa resaltó que los nuevos instrumentos legales, los cuales tendrán reglamento en aproximadamente tres meses, fortalecen a las autoridades migratorias en su labor, lo que a su juicio se traduce en mayor protección de los derechos humanos.

Destacó que las leyes darán gobernanza entre entidades del orden nacional y el orden territorial, toda vez que las migraciones son asunto nacional pero con impacto territorial.

ALINEADAS CON EL ETP

“Es un gran avance, pero también es un desafío enorme, porque la reglamentación de la política, sin lugar a dudas, es larga, requiere mucho trabajo”, expresó Espinosa, al tiempo que destacó que inicia una nueva fase referida a la elaboración de los respectivos reglamentos, la cual será abierta para una consulta.

De la Ley de Migración, el vocero del instituto rector en la política migratoria en Colombia señaló que la misma va alineada con el Estatuto Temporal de Protección (ETP).

“Eso nos permite cobijar a todos esos menores de edad que tienen fenómenos de apatridia; es decir, no tienen un país que responda por ellos, lo cual representa una gravísima violación a los derechos humanos”, sentenció.

Sin duda alguna, Espinosa destacó que para Colombia los asuntos migratorios son prioridad, desde la base de una migración fraterna y de apoyo a los seres humanos y no una migración que rechace y excluya.

LEY DE FRONTERAS SINCRONIZARÁ ESFUERZOS

Anteponiendo que la realidad de la migración venezolana impacta fuertemente a Colombia, Juan Francisco Espinosa apuntó que la Ley de Fronteras es un mecanismo con varias perspectivas.

Enumeró que desde la óptica económica, el instrumento legal tiene beneficios tributarios, de regímenes de zonas especiales aduaneras y facilitará el comercio fronterizo.

Desde el punto de vista institucional, la ley de fronteras permite mejorar la coordinación entre instituciones del Estado para zonas de frontera y desde el eje social, se fortalece la caracterización socioeconómica de las personas que habitan en zonas de fronteras, toda vez que las mismas son diversas.

“La ley de Fronteras es un salto enorme para el país, es la primera vez que en Colombia se logran sincronizar estos dos esfuerzos”, apuntó el director de Migración Colombia.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba