Declaraciones sobre Comando Conjunto incrementaron niveles de xenofobia en línea

• Se observa que la conversación sobre xenofobia creció de manera más rápida que la de integración. En particular, se presentó un aumento en la cantidad de mensajes de xenofobia de 731% respecto al promedio de los últimos 7 días

EL VENEZOLANO COLOMBIA | EL BARÓMETRO DE XENOFOBIA

Tras el asesinato del policía Humberto Sabogal y las declaraciones de la Alcaldesa Claudia López se impulsaron las publicaciones xenófobas o de discriminación en un 731% con respecto al promedio diario del mes y surgieron publicaciones incitando a la violencia contra las personas migrantes .

El Barómetro de Xenofobia es una plataforma que sistematiza, analiza y difunde como información pública el resultado del análisis de las conversaciones en Twitter, páginas web y medios de comunicación sobre la población migrante venezolana. Su objetivo es incidir en los imaginarios sociales y el lenguaje negativo que provoca o viraliza mensajes de odio y rechazo en línea hacia personas provenientes de Venezuela. Además, busca generar alertas tempranas cuando surjan conversaciones de odio hacia la población migrante.  

Durante las últimas semanas se ha dado un incremento en el volumen de mensajes de xenofobia dirigido a población migrante venezolana, los cuales responden a dos eventos sucedidos durante el mes de agosto que vinculan migrantes con hechos de seguridad. El día 11 de agosto ocurrió un hecho violento en el que un patrullero de la policía perdió la vida y cuyo responsable, presuntamente, es un migrante venezolano. Por otro lado, el día 18 de agosto la Alcaldía de Bogotá anunció que junto con la Policía Nacional se creará un comando de operaciones con el objetivo de atender delitos que se encuentren vinculados particularmente con migrantes.

El asesinato del uniformado de policía en la ciudad de Bogotá 

El primer momento durante el mes en el que se observa un aumento significativo de la conversación de xenofobia son los días 11 y 12 de agosto. Durante esta jornada ocurrió un hecho de seguridad en el que un policía fue asesinado por un ciudadano, presuntamente migrante venezonalo, que estaba siendo requisado por el patrullero. Al día siguiente, los mensajes de xenofobia mantuvieron un volumen alto en el contexto del homenaje póstumo que se estaba realizando por el patrullero.

Se observa que la conversación sobre xenofobia creció de manera más rápida que la de integración. En particular, se presentó un aumento en la cantidad de mensajes de xenofobia de 731% respecto al promedio de los últimos 7 días, siendo el 11 de agosto el día en que se alcanzó un mayor número de publicaciones de odio. Por su parte, los mensajes de integración presentaron un aumento de 340% respecto al promedio de la semana. 

Sumado a esto, se observa que la conversación de odio dirigida a las personas migrantes venezolanas alcanzó a más de 2 millones de usuarios durante los días 11 y 12 de agosto. Siendo palabras como “plaga”, “criminales” o “repugnante” algunas de las más utilizadas para referirse a la población migrante. 

El incremento en el discurso de odio no solo está relacionado con un número mayor de publicaciones discriminatorias contra la población migrante venezolana, sino que además pueden tener un componente de violencia y llamado a la acción. “Este componente del discurso de odio incluye mensajes en los que se enaltece la violencia contra este sector de la población o aquellos en los que se motiva a cometer actos en contra de los migrantes, por lo que resultan particularmente peligrosos” señala Alejandro Daly, Co-Director del Barómetro de Xenofobia. 

Durante la jornada vivida el 11 de agosto se presentó un aumento en este tipo de mensajes, donde los usuarios mostraban su apoyo a los actos de violencia en contra de la población migrante, así como una solicitud de expulsarlos del país, bajo la idea de que están empeorando las condiciones de seguridad en las que se encuentra el país.

El anuncio del comando conjunto con migración Colombia

El día 18 de agosto se conoció la propuesta para la creación de un comando conjunto por parte de las autoridades locales de Bogotá, Fiscalía General de la Nación y Migración Colombia para combatir la delincuencia perpetrada por migrantes en la ciudad de Bogotá. Aunque esta iniciativa fue descartada al final del día, puso en evidencia un asunto crítico: la necesidad de repensar las estrategias que están priorizando las autoridades para recuperar la seguridad ciudadana y la falta de consideración sobre los efectos colaterales de las mismas en términos de fragmentación social. 

“En cambio, estas estrategias sí tienen riesgos colaterales de aumentar la segregación, estigmatización y criminalización de esta población, como lo evidencia el crecimiento exponencial de la cantidad de mensajes xenófobos en redes sociales a raíz de los últimos acontecimientos y la validación de eventuales acciones violentas que están en contravía de los derechos humanos de esta población”, agrega Irene Cabrera, Co-directora del Observatorio de Migraciones de la Universidad Externado de Colombia.

Las palabras “delincuentes” “matan” y “roban” estuvieron dentro de las más utilizadas para referirse a la población migrante durante el día del anuncio. Además, se encontró de nuevo un aumento de las publicaciones que hacían un llamado a la acción contra la población migrante, la mayoría solicitan expulsar a los venezolanos o realizar deportaciones masivas. Asimismo, aumentó la cantidad de mensajes de xenofobia en un 171% respecto al promedio de los últimos 7 días, esto representa un incremento menor al que se observó el 11 de agosto. Por su parte, los mensajes de integración aumentaron un 733% respecto al promedio de la semana, una cifra que alienta a las dinámicas de solidaridad a superar los sentimientos de rechazo durante esta conversación. 

“Combatir la xenofobia comienza por asegurar que las voces de personas que ocupan cargos de liderazgo público no abran la más mínima posibilidad a validar la deshumanización de las personas migrantes” agrega Julio Daly, Co-Director del Barómetro de Xenofobia. 

La experiencia ha demostrado el peligro de los discursos de odio y sus posibles consecuencias en términos de violaciones a los derechos fundamentales de los grupos minoritarios, tal como lo son las personas migrantes provenientes de Venezuela. La referencia pública y generalizada sobre personas migrantes como responsables del incremento de la inseguridad en las ciudades, como sucedió ayer en Bogotá, termina por incentivar imaginarios colectivos infundados, y legítima detenciones arbitrarias por parte de la fuerza pública.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba