El Pacífico colombiano se une para impulsar el turismo en esa región

◉ "Somos una cultura pluriétnica y pluricultural. Hay indígenas, comunidades afro, mestizos y una cantidad de mezclas de las que queremos sacar un valor agregado (...) Pensamos que el turismo es el mejor vehículo a través del cual toda la narrativa cultural puede ser mostrada"

EL VENEZOLANO COLOMBIA

Los departamentos de Nariño, Cauca, Valle del Cauca y Chocó, que conforman la región del Pacífico colombiano, se unieron para promocionar su turismo, marcado por sus atractivos naturales y la herencia cultural de las comunidades afro e indígenas.

«Somos una cultura pluriétnica y pluricultural. Hay indígenas, comunidades afro, mestizos y una cantidad de mezclas de las que queremos sacar un valor agregado (…) Pensamos que el turismo es el mejor vehículo a través del cual toda la narrativa cultural puede ser mostrada», afirmó el gerente de la Región Administrativa de Planificación RAP Pacífico, Camilo Lloreda.

Bajo la marca «Pacífico Colombia«, los departamentos se unieron y participan en la Vitrina Turística de Anato, que arrancó el miércoles y concluyó hoy, viernes 18 de junio, en busca de visitantes que disfruten de la variedad de una de las zonas más ricas en biodiversidad del planeta.

Igualmente buscan mostrar los frutos exóticos, la identidad, lugares inhóspitos, la naturaleza, la música y los hitos arquitectónicos de la región, que del total de turistas que recibió entre enero y marzo el 99,46 % corresponden a nacionales y solo el 0,54 % a internacionales.

«Una vez pase esto (la pandemia de la covid-19) hay que tratar de que el sector retome su dinámica (…) Estamos preparando a todos los sectores turísticos para que una vez pase esto la gente comience a comprar estos productos», expresó Lloreda.

EXPERIENCIAS DE DESTINO

Para impulsar el turismo, «Pacífico Colombia» ofrece cuatro experiencias muy diversas que se pueden realizar allí.

En primer lugar está «Paraíso Litoral», una oferta de aventura y naturaleza con playas en municipios como Tumaco (Nariño), o buceo en las cercanías de la isla de Gorgona (Cauca), entre otras.

También aparece «Herencia Cultural», que invita a conocer el patrimonio cultural, las tradiciones y el reconocimiento de las costumbres de las comunidades de la región.

En esta parte están, por ejemplo, los talleres de carrozas y artesanías del Carnaval de Blancos y Negros de Pasto, declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2009 y que se celebra en los primeros días de enero.

Igualmente sobresalen los saberes de la cultura indígena misak que habita el municipio de Silvia (Cauca), y la vida musical de Cali, la «capital mundial de la salsa» y principal ciudad del suroeste del país.

MISTICISMO

La «Experiencia mística», entre tanto, lleva a los visitantes a conectarse «con lo espiritual, lo religioso (en especial lo que tiene potencial de peregrinación) y las actividades de manifestaciones espirituales o étnicas que van más allá de la fe».

Entre los sitios que sobresalen en este punto está el Santuario de Las Lajas en Ipiales, en la frontera con Ecuador, una basílica de estilo neogótico considerada maravilla turística de Colombia y ubicada al borde de un abismo.

Igualmente las procesiones de la Semana Santa de Popayán, capital del Cauca, que son la cita religiosa más importante de Colombia.

La última de las experiencias es «Travesía natural», donde se integran espacios regionales de las zonas andinas y de valles interandinos de la región.

«La Laguna de la Cocha, en Pasto, invita a conectarse con la magia y encantos de la naturaleza, espacio lleno de vida y pureza gracias a su hermosa fauna y flora», mencionó Lloreda.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba