No vengan», pide Joe Biden a migrantes

• El nuevo gobierno demócrata busca desmantelar muchas de las políticas implementadas por Trump, y quiere que el Congreso apruebe una amplia reforma migratoria para dar una vía a la ciudadanía a millones de indocumentados

EV COLOMBIA |  DW

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, pidió este martes (16.08.2021) a los migrantes no ir a su país, mientras crecen las críticas por el aumento de la llegada de personas a la frontera con México, incluidos miles de menores de edad que viajan sin acompañantes.

«Puedo decir claramente ‘No vengan’ (…) No dejen su ciudad o comunidad», dijo en una entrevista con ABC News, dirigiéndose a los migrantes.

Horas después de que su jefe de seguridad interior defendiera las políticas migratorias del gobierno, Biden también rechazó los señalamientos de que fue su decisión de acabar con la política de mano dura de su antecesor Donald Trump lo que provocó el incremento de llegadas. Y señaló que ha habido aumentos similares en 2019 y 2020.

El nuevo gobierno demócrata busca desmantelar muchas de las políticas implementadas por Trump, y quiere que el Congreso apruebe una amplia reforma migratoria para dar una vía a la ciudadanía a millones de indocumentados.

LA MAYOR MIGRACIÓN POR LA FRONTERA SUR EN 20 AÑOS

Críticos republicanos dicen que las políticas de Biden ocasionaron el fuerte aumento de migrantes que buscan cruzar ilegalmente a Estados Unidos.

El presidente habló del tema un día después de que legisladores republicanos visitaran la frontera para denunciar «la crisis».

«Estamos en vías de registrar más personas en la frontera sur que en los últimos 20 años», dijo Alejandro Mayorkas, jefe del Departamento de Seguridad Interior (DHS) en un comunicado emitido más temprano este martes.

«Esto no es nuevo. Hemos experimentado aumentos de la migración antes, en 2019, en 2014 y antes también. Desde abril de 2020 la cantidad registrada en la frontera sur no ha dejado de aumentar», indicó el alto funcionario.

En febrero fueron arrestadas unas 100.000 personas en la frontera sur -entre ellas 9.457 menores no acompañados-, un aumento del 28% respecto a enero, según las autoridades.

Mayorkas dijo que el aumento de la llegada de menores se debe a que se puso fin a la política del gobierno anterior de «expulsar cruelmente a pequeños niños y dejarlos en manos de traficantes».

«Son niños vulnerables y hemos acabado con la práctica de la administración anterior de expulsarlos», dijo.

ADULTOS Y FAMILIAS DE DEVUELTOS

Pero indicó que la mayoría de las detenciones en la frontera son de adultos que viajan solos -que son devueltos- salvo que sufran alguna «vulnerabilidad grave».

En tanto, las familias también son devueltas a México o a sus países de origen, para respetar las reglas impuestas por la pandemia «salvo cuando México no tiene capacidad de recibirlos», indicó Mayorkas.

Mayorkas -el primer latino y el primer inmigrante en encabezar el DHS- atribuyó el alza en las llegadas de migrantes a la «pobreza, los elevados niveles de violencia y la corrupción» en México, Guatemala, El Salvador y Honduras. «Estas condiciones adversas siguen deteriorándose», indicó.

También señaló a la administración Trump por haber cortado ayuda a El Salvador, Guatemala y Honduras que iba destinada a acabar con las raíces de la migración, como la violencia y el impacto de desastres naturales.

◉ Para lectura completa pulse ➦Aquí

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba