La actividad tiene lugar en Belém, capital del estado de Pará
Jornada de documentación en Pará, Brasil, beneficia a más de 100 venezolanos

• Los venezolanos refugiados necesitan documentación para acceder a los servicios y acelerar su integración

En un esfuerzo coordinado entre la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), la Policía Federal y la Secretaría de Estado de Justicia y Derechos Humanos (SEJUDH) de Pará, 106 indígenas warao venezolanos se registraron en los últimos dos meses como solicitantes de asilo con el sistema SISCONARE, y 70 de ellos ya tienen sus protocolos de solicitud emitidos.

SISCONARE es la plataforma en línea a través de la cual se solicita el reconocimiento de la condición de refugiado en Brasil. También es el único medio por el cual los solicitantes pueden volver a registrarse en el Comité Nacional de Refugiados (CONARE) y, en consecuencia, renovar su protocolo: documento de identificación de los solicitantes de asilo en Brasil, que es válido por un año.

Los primeros indígenas warao de Venezuela llegaron en 2017 a Belém, la ciudad alberga actualmente un grupo de aproximadamente 500 personas de esa etnia. El desplazamiento constante de estos pueblos indígenas en la región norte de Brasil y la complejidad logística de Belém, asociada con los desafíos lingüísticos de los warao, hacen que sea más difícil para la red de protección local seguir las necesidades de documentación de estas personas.

La asistente del ACNUR guía a un solicitante de asilo warao.   © ACNUR

En un contexto de respuesta humanitaria de emergencia, el acceso a los documentos es importante porque permite a los solicitantes tener un documento de identidad formalmente reconocido en el país receptor, facilitando la garantía de derechos, protección internacional, servicios y oportunidades para esta población.

Como inicio de esta jornada, que incluyó a varios actores locales, ACNUR brindó capacitación a 16 estudiantes del Centro de la Universidad Estatal de Pará (CESUPA) y dos técnicos de protección de SEJUDH en el acceso al instrumento de asilo a través de SISCONARE. Después del registro, realizado en el Centro de Prácticas Legales en CESUPA, fue posible llevar a cabo una jornada de dos semanas con el PF para documentar a personas  warao.

“La jornada fue el resultado del trabajo interinstitucional y muestra la importancia de trabajar en una red para garantizar la protección efectiva de las personas refugiadas, especialmente las poblaciones indígenas desplazadas que generalmente se encuentran en una situación de extrema vulnerabilidad”, explicó Janaína Galvão, responsable para las actividades del ACNUR en el estado de Pará.

Para Renato Menezes, coordinador del SEJUDH para combatir la trata de personas y el trabajo forzado, “acciones como estas demuestran que la unión es fuerte en favor de la respuesta humanitaria. Solo podemos agradecer a los socios que fueron parte de esta acción”.

Se mostró una película para que los niños y los adultos pudieran distraerse mientras esperaban el registro.  © ACNUR

Para que la actividad sea factible, la Estación de Policía de Inmigración de la Policía Federal (DELEMIG) trajo a un agente asignado de otro estado para contribuir al servicio a mayor escala. Además, la Policía Federal puso a disposición una cámara digital para tomar fotos 3 × 4 de los solicitantes, de modo que los solicitantes no tengan que asumir los costos o tener la molestia de tomarlos solos. Finalmente, el transporte de los pueblos indígenas estaba garantizado por socios gubernamentales.

La Fundación Papa João XXIII (FUNPAPA) y la Secretaría de Estado de Asistencia Social, Trabajo, Empleo e Ingresos de Pará (SEASTER) también participaron en el esfuerzo conjunto.

“A partir de 2019, comenzamos a registrarnos en SISCONARE, pero no pudimos llegar a todos los usuarios. Acciones como la jornada de registro son esenciales para que podamos llegar al mayor número de personas”, dijo Carlyle Martins, coordinadora del núcleo de asistencia a migrantes y refugiados en FUNPAPA, que ha estado brindando asistencia social a refugiados y migrantes desde 2017.

Texto extraído de Acnur, para leer la nota completa haz click aquí

Nota relacionada:

ACNUR aplaude los permisos de estancia para venezolanos aprobados por el Gobierno colombiano

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba