Tras incidentes supuestamente xenofóbicos en el país Inca • "Venezolanos, malos o buenos, tienen que salir del país". Esa polémica declaración la hizo la legisladora fujimorista Esther Saavedra en el Congreso peruano
Cuán cierto es que hay una ola de xenofobia hacia los venezolanos en Perú

• "Venezolanos, malos o buenos, tienen que salir del país". Esa polémica declaración la hizo la legisladora fujimorista Esther Saavedra en el Congreso peruano

«Venezolanos, malos o buenos, tienen que salir del país». Esa polémica declaración la hizo la legisladora fujimorista Esther Saavedra en el Congreso peruano en un momento en el que la situación de los venezolanos en Perú es objeto de escrutinio.

«Un millón de inmigrantes entre legales e ilegales, entre trabajadores y bandidos delincuentes, tienen que comer, tienen que dormir, vienen a quitarles trabajo a nuestros peruanos. (…) Malos o buenos tienen que salir del Perú, que se vayan», dijo Saavedra.

Mientras la legisladora emitía esa declaración, activistas y políticos denunciaron la existencia de una situación de discriminación e incluso xenofobia contra los venezolanos en Perú.

Las denuncias han escalado hasta el nivel gubernamental y el pasado fin de semana los gobiernos de ambos países protagonizaron un cruce de acusaciones.

En un comunicado de la Cancillería, Venezuela expresó «su más contundente repudio a los actos de xenofobia, agresión y persecución contra ciudadanas y ciudadanos venezolanos que han migrado a la República del Perú».

«Se trata de actos bochornosos e inhumanos, permitidos o cometidos por autoridades del Gobierno de Perú e instigados por campañas de odio contra el gentilicio venezolano».

La respuesta del gobierno peruano no se hizo esperar y, también a través de un comunicado, rechazó «enérgicamente las acusaciones infundadas sobre actos de xenofobia supuestamente ejecutados o tolerados por el Estado peruano».

Pero más allá de la retórica ¿cuál es la situación en las calles de Perú para los ciudadanos venezolanos?

Para Pérez, los peruanos han tenido una «conducta solidaria y comprensiva» con los venezolanos y considera que no se puede hablar de xenofobia generalizada, sino de focos xenófobos.

En la misma línea, Luis Vicente León, economista venezolano y presidente de la consultora Datanálisis, escribió en Twitter:

«No podemos generalizar el sentimiento xenofóbico y relacionarlos con países y pueblos completos. Se refiere a algunos nacionales de países receptores de migrantes que se sienten inferiores y amenazados de ser desplazados. La solución requiere información, educación y legislación»

El líder opositor venezolano Juan Guaidó, reconocido este año por más de 50 países como presidente interino, dijo el sábado a los periodistas que no todos los peruanos son xenófobos o los venezolanos que viven en Perú delincuentes.

Coincidiendo con las denuncias de casos de xenofobia, la Superintendencia Nacional de Migraciones peruana lanzó una campaña de concientización para combatir cualquier forma de discriminación hacia los inmigrantes en Perú, en la que uno de los principales es que «son más las personas buenas» que llegan al país.

¿CÓMO SE PERCIBE EN PERÚ A LA INMIGRACIÓN VENEZOLANA?

Perú acogió «en actitud solidaria» a más de 850.000 venezolanos, según las autoridades, lo que le convierte en el segundo país de la región que más venezolanos ha recibido, solamente superado por Colombia.

«Al hacerlo, el Perú renueva su tradicional política de Estado de promoción y defensa de los derechos humanos sin discriminación alguna. Por ello, el Gobierno del Perú condena sin excepción toda forma de xenofobia».

Como en otros países de la región, este vasto flujo migratorio se ha convertido en un asunto polémico, principalmente por la percepción de que va ligado a un incremento en los índices de criminalidad.

Según una encuesta del Instituto de Estudios Peruanos (IEP) realizada el pasado mes de junio, el 73% de los peruanos consultados está en desacuerdo con la migración venezolana, sobre todo por motivos económicos y laborales —temen que los venezolanos les quiten sus trabajos—, así como por el temor a un aumento de la delincuencia e inseguridad.

En ocasiones, ese desacuerdo es palpable en las calles. En algunas localidades se han producido manifestaciones contra la llegada de migrantes venezolanos.

El pasado viernes, por ejemplo, tuvo lugar una manifestación en la localidad de Tacna, en la frontera con Chile, en la que se gritaron consignas como «¡Maduro, recoge tu basura!».

Con información de BBC

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba